Videos y relatos de terror

Loading...

jueves, 17 de noviembre de 2011

ODIO LOS LUNES CAPITULO 2 PARTE 4.


CAPITULO 2 PARTE 4.
Me quedé helada, ¿Cómo que teníamos que irnos?, ¿no sería nuestra casa el lugar más seguro?
-Mama, ¿Qué has dicho?-
-Cielo, no creo que lo entiendas, pero será mejor ir a la zona segura esa que estaban anunciando, allí nos protegerán y no podremos contagiarnos. Quieras o no la decisión ya está tomada, coge lo que te quieras llevar y guárdalo en una maleta, coge también ropa, yo me ocuparé de lo mío y de las provisiones, quizás allí necesiten. Mañana por la mañana saldremos. No está muy lejos de aquí, en coche tardaremos unos diez minutos. Duerme, lo necesitarás. Lo dijo como negando que fuera difícil dormir sabiendo que al día siguiente te vas ha ir de tu casa un tiempo indefinido, a una “zona segura” o algo así para evitar el contagio de un virus que supuestamente no tenía cura y volvía a las personas agresivas y les daba igual a quien atacar. Confusa, se preparó una mochila de cosas indispensables: Black berry, cargador, maquillaje y su diario, mientras pensaba en que rápido había pasado todo.
En ese momento se puso a pensar, últimamente en las noticias hablaban mucho de asesinatos, atentados, e incluso varios casos de canibalismo en África, pero pensaba que serian cosas normales (bueno dentro de lo normal que puede ser tanto asesinato) en África. Como casi nunca veía las noticias…
Me preparé la mochila y luego rellené otra más grande con toda la ropa que cupiera, me daba igual si se arrugaba, quizás sería la única ropa que podría llevar en unas semanas…  Se moriría si no pudiera cambiar de ropa cada día.
Después de pasar más de media hora pensando que ropa dejar y que ropa llevarse, terminó de prepararse las cosas y se fue a cenar. No tenía mucha hambre, me tomé un mixto y un yogurt y me fui a mi cuarto a intentar dormir.
Pensaba que me iba costar mucho dormirme, pero no tardé más de quince minutos, aun así, estaba muy nerviosa… Pensar que en unas hora dejaríamos nuestra casa me ponía los pelos de punta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario